Quienes somos "CRISTOPOL"



Evento mundial  


CRISTOPOL es una Organización sin ánimo de lucro, de Policías y sus familias que creen, viven y comparten la fe cristiana evangélica. Estamos conformados por hombres y mujeres policías en servicio activo o jubilados de nuestras Instituciones Policiales. Somos un ministerio interdenominacional de adhesión voluntaria, cuya doctrina está totalmente centrada en las Sagradas Escrituras. Creemos en Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo; nuestro objetivo principal es la evangelización, a fin que el hombre y la mujer policía se reconcilie con Dios, mediante la restauración y el fortalecimiento espiritual, que permita revestir sus principios morales y éticos; así como lograr la unidad familiar de todos los policías del mundo. Creemos que los hombres y mujeres policías temerosos y obedientes de Dios, obtendremos que el Señor bendiga íntegramente a toda nuestra Policía y a la sociedad, con una prestación de servicio policial, cada vez mejor, dignificando al ser humano y glorificando a Dios en todas las acciones del servicio activo y fuera de el. Nuestro aporte estará orientado siempre al desarrollo integral de temas que fortalezcan el liderazgo y autoridad policial, mediante el asesoramiento espiritual de hombres y mujeres policías así como de sus familias, con el propósito de recobrar y fortalecer los pilares de nuestra Institución Policial.


CRISTOPOL es la respuesta de Dios a innumerables oraciones y clamor de hombres y mujeres policías y sus familias; sumadas también a las oraciones de diferentes congregaciones evangélicas cristianas, en cabeza de pastores y líderes, que durante años rogaron unánimes y sin pausa a nuestro Dios y Señor, por un ministerio cristiano policial conformado por policías y para policías. Quienes vivimos y hemos vivido el quehacer cotidiano del policía, sabemos que no es una profesión fácil y sencilla. Vestir el honroso uniforme de la Policía Nacional y actuar en rigor de la autoridad* delegada por Dios y la patria, es un honor y privilegio que solamente lo conocemos quienes hemos tenido la dicha y honra de parte de Dios. ‘’Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas” Romanos 13:1. Ahora tenemos la certeza que es absolutamente necesario conocer y entender el rol del policía, amando a la Policía  y sirviendo a través de ella a nuestra hermosa patria, ¿Quién conoce y entiende más a un policía sino es un mismo policía? Dios y Patria. Salvos para servir.